JUNIO GALIÓN, UN CORDOBÉS ILUSTRE. 

Por Maria Villatoro

El 20 noviembre 2023
Los Anneo fueron una de las familias más influyentes de la Córdoba romana, ilustres políticos, reconocidos poetas y grandes filósofos forman fila en esta célebre estirpe. Es muy probable que hayan escuchado el nombre de Lucio Anneo Séneca, pero Lucio Anneo Novato les sea del todo desconocido. Y es que verdaderamente la figura de Séneca […]

Los Anneo fueron una de las familias más influyentes de la Córdoba romana, ilustres políticos, reconocidos poetas y grandes filósofos forman fila en esta célebre estirpe. Es muy probable que hayan escuchado el nombre de Lucio Anneo Séneca, pero Lucio Anneo Novato les sea del todo desconocido. Y es que verdaderamente la figura de Séneca ha conseguido eclipsar la herencia de toda su familia, hoy venimos a contarte cómo su hermano mayor logró ser el único romano hispano y cordobés que aparece en la Biblia.

 

Tras la muerte de su padre, Séneca el Viejo, uno de sus grandes amigos, el senador Junio Galión, se ofreció como padre adoptivo del joven Novato, una costumbre muy extendida en el imperio. De esta manera, pronto marchó a Roma y Lucio Anneo Novato pasó a llamarse Lucio Junio Galión Anneano, asimilando los nombres de ambas familias. Tras mucho estudio y con el respaldo de este apadrinamiento consiguió abrirse paso en la esfera política. Su historia no fue muy relevante o al menos no lo fue tanto como la de su hermano, sin embargo hacia el año 51 d.C. cambió el rumbo de ésta, pues fue enviado por el emperador Claudio como procónsul a la región griega de Acaya, una de las zonas más importantes del Peloponeso. Apenas se mantuvo en este cargo 5 años, pues en el 56 d.C., según Séneca, tuvo que abandonar la región precipitadamente a causa de unas fiebres, siendo posteriormente declarado como cónsul suffectus.

( Un cónsul sufecto, en la Antigua Roma, era un cónsul especial elegido en sustitución del cónsul ordinario que fallecía, renunciaba o se le destituía antes de acabar su mandato anual, por lo que su gestión duraba solo unos meses)

 

En ese transcurso de tiempo, Junio Galión recibió a un séquito de judíos que traían consigo al apóstol Saulo de Tarso, hoy mejor conocido como San Pablo uno de los mayores divulgadores del cristianismo. Tal y como se relata en los Hechos de los Apóstoles, capítulo 18, versículos 12-17, lo traían como acusado de persuadir a la gente para adorar a Dios de una forma contraria a lo establecido por la ley judía. Sin embargo, el procónsul cordobés no quería verse inmiscuido en estos menesteres, así que ni corto ni perezoso les dijo: «Si se tratara de algún crimen o mala acción, yo os escucharía, judíos, con calma, como es razón. Pero como se trata de discusiones sobre palabras y nombres y cosas de vuestra Ley, allá vosotros. Yo no quiero ser juez en estos asuntos.» Después mandó echar a los judíos del tribunal, y todos se abalanzaron para golpear a Sóstenes, el jefe de la sinagoga, y al parecer Galión no le dio importancia a este hecho.

 

El pasotismo o quizás el buen hacer de nuestro procónsul cordobés salvó la vida de uno de los padres del cristianismo, que siguió divulgando la palabra y la fe consiguiendo nuevos adeptos a la religión que siglos más tarde pasaría a ser la oficial del imperio tras el Edicto de Tesalónica(380 d.C.). Desgraciadamente, Galión no sufrió la misma suerte. Tras las acusaciones infundadas hacia la participación de su hermano Séneca en la famosa conjura de Pisón (65 d.C.) y el propio suicidio forzoso del mismo, sus hermanos y su sobrino Lucano, decidieron seguir el mismo destino, temiendo la crueldad del emperador Nerón, poniendo fin a una de las dinastías culturales más ricas de Córdoba.

Hoy recordamos su figura con el nombre de un pequeño pasaje que cruza el perímetro de la antigua muralla romana, y rememoramos la herencia de los Anneo con un pequeño bajorrelieve, pues dicta la leyenda que residieron muy cerca de esta calle.

Descubre nuestros tours

Si estás de visita o vienes a Córdoba, descubre la ciudad con nuestros guias e interpretes del patrimonio y nuestros Tours.
¡Temporalmente todos son Freetour!

Artículos relacionados

SAN RAFAEL, Medicina de Dios

SAN RAFAEL, Medicina de Dios

Para todo cordobés de bien, San Rafael no es otro que el arcángel patrón de su ciudad. Erróneamente, San Rafael es para Córdoba su custodio, y sus...

leer más
El agua en la Córdoba romana

El agua en la Córdoba romana

Descubre la importancia del agua en la Córdoba romana.
Adéntrate con nosotros en la historia, origen y desarrollo de la ciudad en la época de su fundación, poniendo como foco el agua.
Un poquito de dosis histórica para matar tu curiosidad.

leer más
Torrepelote: La playa de Córdoba

Torrepelote: La playa de Córdoba

Desde hace un par de años, distintos grupos sociales piden que se vuelva a mirar al rio, que se le devuelva el valor que tiene. Pese a ello hay voces que lejos de escuchar, pueden llegar a pensar que el Rio Guadalquivir a su paso por Córdoba no tiene valor y mofarse de la idea de tener playa en esta capital interior. Alejándonos del debate de si hacerlo o no, algo que es posible que no sepas aún siendo oriundo de la propia ciudad, es que ya la tuvimos. De eso vengo a hablarte, de la playa de Córdoba: Torrepelote.

leer más

0 comentarios