LAS TABERNAS DE CÓRDOBA

Por Maria Villatoro

El 5 diciembre 2023
Recientemente el Ayuntamiento de Córdoba ha anunciado el nuevo distintivo de Taberna Histórica. Éste será concedido a aquellas tabernas cuya actividad no haya cesado en 75 años, y que a su vez fomenten la gastronomía cordobesa entre otros puntos. Sin lugar a dudas, sumergirnos en las tabernas cordobesas es una muy buena forma de conocer […]

Recientemente el Ayuntamiento de Córdoba ha anunciado el nuevo distintivo de Taberna Histórica. Éste será concedido a aquellas tabernas cuya actividad no haya cesado en 75 años, y que a su vez fomenten la gastronomía cordobesa entre otros puntos. Sin lugar a dudas, sumergirnos en las tabernas cordobesas es una muy buena forma de conocer la ciudad que visitamos. Lo cierto es que aunque este distintivo pudiera tener connotaciones turísticas que fomenten su masificación, las tabernas que optan a este título son frecuentadas en su mayoría por vecinos del barrio en el que se sitúan, esto será un seguro de buena calidad a un precio asequible. Entonces, ¿Cuáles son las mejores tabernas para visitar y qué podemos pedir en ellas?

 

Situada en pleno corazón del centro de la ciudad, la Taberna Casa Pisto, o taberna San Miguel, dada su ubicación cercana a la iglesia que recibe su mismo nombre, es una de las mejores opciones para comer. Su actividad no cesa desde el año 1880, convirtiéndose así en una de las tabernas más antiguas de Córdoba, hecho que reflejan sus paredes. Como su nombre indica, no hay mejor lugar para degustar el pisto que este, aunque también encontraremos platos cordobeses típicos como el rabo de toro, el flamenquín, el salmorejo… todos los platos con una calidad superior hechos con el cariño de la cocinera de la casa.

 

Otra taberna destinada principalmente a comer es la taberna de Las Beatillas, muy próxima a la plaza de San Agustín, cerca de varias iglesias fernandinas y el Palacio de Viana, muy recomendable hacer una pequeña ruta por estos lugares que culmine en una comilona. Las Beatillas es una taberna de barrio, frecuentada por los lugareños, por ende su comida es 100% cordobesa y casera. Aunque uno de sus distintivos es ofrecer en su carta ancas de rana, uno de sus fuertes es el cochifrito o lechón, un plato muy típico en la zona de los Pedroches. Para beber, por supuesto, vino de nuestra denominación de origen, Montilla Moriles, doblas, dulce… no puede irse de la ciudad sin haber probado sus vinos, y este es uno de los lugares recomendados por excelencia.

 

De igual manera, tampoco puede irse sin visitar la Taberna Salinas, una auténtica oda a la cordobesía. En ella podrá encontrar varias salas temáticas dedicadas a escritores, pintores y toreros de la ciudad, y una última dedicada a artistas andaluces de cada provincia. Podrá visitar un museo de lo cordobés acompañado de un buen vino, y unos platos de la gastronomía local de primerísima calidad, en las que destacamos la berenjena a la miel de caña y las croquetas del puchero. Una experiencia que no han querido perderse grandes famosos internacionales como fue el caso de Ava Gardner.

 

Las tabernas cordobesas son en muchas ocasiones auténticos museos de barrio cuyo director museístico no es más que el tiempo y la vida en comunidad. Uno de estos museos escondidos que tiene Córdoba y que toman forma de taberna es la Taberna de San Cristóbal, todo un templo dedicado a la tauromaquia. La temática de este espacio nace de la estrecha relación de José Luis Salcedo, abuelo del actual propietario, con el torero José María Martorell. Es una taberna relativamente reciente si las comparamos con las demás, pues se funda en 1967, desde entonces, su carta no ha sufrido grandes modificaciones, platos con cariño, a fuego lento, de la casa. Es reseñable su catálogo en casquería con platos que hacen popular entre los cordobeses al establecimiento como las mollejas fritas de cordero o los callos con manitas. Aunque su carta es una de las más variadas, cuenta con más de 60 platos inspirados en la gastronomía local con productos de kilómetro 0.

 

Si hablamos de las tabernas más jóvenes de la ciudad, no podemos dejar atrás a la Taberna Góngora, pues pese a que abrieron sus puertas por primera vez en 1978, desde entonces su fama no ha parado de crecer. Por no superar los 75 años de actividad, no entraría en la nueva catalogación de taberna histórica, pero por la calidad de su cocina hemos decidido incluirla en esta pequeña guía. Y es que ya van dos generaciones que perduran en este negocio gracias a su plato estrella, los boquerones con limón. Además de la gastronomía cordobesa, que cocinan de manera magistral, esta taberna es a su vez muy conocida por la carne de caza, procedente de Villaviciosa, en la comarca del Valle del Guadiato, siendo primerísimo plato la carne de venado.

 

Por otro lado, una de las tabernas más famosas es Sociedad Plateros, aunque en este caso podríamos hablar de una auténtica franquicia de tabernas cordobesas, ya que han sido hasta cuatro las sedes que se abrieron asociadas a ésta. Hoy sólo quedan dos, las más icónicas, la Sociedad de Plateros María Auxiliadora y la Sociedad de Plateros de San Francisco. Las dos reciben su nombre por la ubicación en la que se hallan, una en María Auxiliadora nº25 (en pleno barrio de San Lorenzo) y la otra en calle San Francisco nº6. Son unas de las más antiguas de Córdoba, pero más allá, la Sociedad de Plateros de Córdoba es la sociedad de previsión más antigua de España. Fue en 1868 cuando se creó la Asociación Mutua de Plateros de Córdoba, debido a la fuerte crisis política y económica en la que se vio envuelto el país. Su carta se centra en platos típicos flamenquín, salmorejo y rabo de toro, sin embargo ambas tabernas son conocidas por su bacalao, aunque probar cualquier cosa aquí es una auténtica delicia.

 

Finalmente, no podríamos acabar nuestro paseo en otro lugar que no fuera sentados en la plaza de Regina, en la taberna que recibe su mismo nombre, la Taberna Regina. La taberna originaria data de 1904, y como todas en aquel entonces, se limitaba a una estrecha carta de vinos acompañados por algún tipo de encurtido como aceitunas, berenjenas… No fue sino hasta 2014 cuando sus nuevos dueños decidieron incorporar varios platos como las papas bravas, carne al Jeréz, albóndigas y callos. A día de hoy su oferta es algo más extensa, y se complementa con agradables peroles en la plaza. Aunque no ha perdido su esencia primera, y sigue siendo un lugar irresistible para el café o el vino de media tarde.

 

Sabemos que a todos os encanta el turismo que entra por la boca y sabe muy bien, pero si deseas conocer más información acerca de nuestras visitas guiadas patrimoniales, no dudes en contactar con nosotros.

Escrito por Maria Villatoro

Descubre nuestros tours

Si estás de visita o vienes a Córdoba, descubre la ciudad con nuestros guias e interpretes del patrimonio y nuestros Tours.
¡Temporalmente todos son Freetour!

Artículos relacionados

No se encontraron resultados

La página solicitada no pudo encontrarse. Trate de perfeccionar su búsqueda o utilice la navegación para localizar la entrada.

0 comentarios